internacionales , noticias , Tierra Uno Viernes, 17 julio 2015

Irán y las armas atómicas: una historia para desearlas y otra para abandonarlas

Andrés Paredes

Relaciones Internacionales y otros conteos regresivos
Foto: http://www.algemeiner.com/

Foto: Algemeiner.com

El equilibrio de poder mundial se encuentra en un proceso de transformación importante, similar a placas tectónicas que al entrar en colisión, provocan alarmantes temblores. Existen muchos puntos de fricción donde estos temblores amenazan con volverse terremotos. El programa nuclear de Irán era uno de ellos, hasta esta semana. En Viena se ha conseguido un entendimiento histórico entre este país y el llamado grupo 5+1 encabezado por EEUU: Irán será incapaz de fabricar armas nucleares por 10 años, y Occidente levantará las sanciones que tenían al borde del colapso a la economía de este país. Este acuerdo implica un acto de confianza y acercamiento con un país que calificaba a los EEUU  de “Gran Satán”, con el que ahora se da un apretón de manos después de muchas décadas. ¿Cómo sucedió? Comencemos por conocer a los países presentes en Viena:

Todas las banderas rodeando a la de Irán, para meter presión  Foto: eldiario.es

Todas las banderas rodeando a la de Irán, para meter presión Foto: eldiario.es

El Grupo 5+1, conformado por las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU: Francia, Reino Unido, Rusia, China y los EEUU. Estos son los únicos países permitidos de poseer armas nucleares por el Tratado de No Proliferación de 1968, promovido por ellos mismos para no aumentar el número de países con acceso a un botón rojo que apretar en un momento de locura y, de taquito, no perder la exclusividad en el uso de estas armas. ¿Y ese +1? es por Alemania, único país sin armas nucleares del club, pero más importante que muchos de ellos a la hora de imponer sanciones económicas.

Irán, hace solo medio siglo conocida como Persia, es heredera una de las más antiguas civilizaciones del mundo. En sus tierras, ubicadas en una importante encrucijada geográfica, surgieron diversos imperios de importancia mundial que hicieron temblar a egipcios, griegos, romanos, bizantinos y turcos por casi tres milenios.

Aquí el Imperio Sasánida. Tan poderoso que usó a un emperador romano vivo como asiento del emperador persa.  Foto: http://www.zonu.com/

El Imperio Sasánida en su esplendor. Su  emperador Sapor I derrotó en una batalla a su colega romano Valeriano y lo usó como silla de montar.   Mapa de: http://www.zonu.com/

La última de sus dinastías era abiertamente pro-norteamericana, hasta que fue derrocada por la Revolución Islámica de 1979. Irán pasó de ser el aliado clave de los EEUU en Medio Oriente a convertirse en su enemigo encarnizado. Esto le costó una sangrienta guerra con Irak en la época que Saddam Hussein era apoyado por Washington. El conflicto dejó un millón de muertos y un mayor resentimiento iraní con la potencia americana.

Hay algunos detalles sobre Irán que es necesario recordar:

– No, no son árabes, son persas, y la rivalidad entre ambos grandes pueblos es milenaria.

– A pesar que comparten la misma religión, el Islam, los iraníes son mayoritariamente chiítas a diferencia de los sunnitas que son mayoría entre los árabes. La enemistad entre ambas ramas de esta religión es similar a la existente entre católicos y protestantes en el s.XVI.

– Podrán ser una teocracia retrógrada y misógina, pero su grado de solidez institucional es uno de los más altos en Medio Oriente. Su política no depende de caudillos de turno o monarcas absolutos como en casi toda la región, sino de un Presidente y un Parlamento elegidos en elecciones con diversos partidos. La diferencia con la democracia es algo que provoca secreta envidia en ciertos conservadores de por aquí: el sistema está bajo la tutela religiosa de un Líder Supremo que junto a una serie de estamentos clericales son la última palabra.

El Líder Supremo, Ayatollah Khamenei ¿tendrán un programa parecido a "Diálogos de Fe?" Foto: AFP

El Líder Supremo, Ayatollah Khamenei ¿tendrán un programa parecido a «Diálogos de Fe?» Foto: AFP

Irán desea la bomba

Eran los inicios del siglo XXI. Los EEUU, envueltos por las flamas de la ira producto del 11-S y bajo la presidencia de George W. Bush, dividieron al mundo entre quienes estaban con ellos y quienes estaban en contra. Los “de la contra” fueron catalogados como el Eje del Mal. Irak,  Corea del Norte  e Irán eran sus protagonistas principales. Desde Teherán, los gobernantes iraníes contemplaron lo que pasaba con los dos primeros blancos del “Eje”:

Irak, sin armas nucleares  le correspondió una tormenta de fuego y sangre que convirtió a este país, alguna vez uno de los más estables de Medio Oriente, en una ruina geopolítica hasta el día de hoy.

 Corea del Norte, con armas nucleares, obtuvo un programa de alimentos para su hambreada población a cambio de que deje de hacer estallar sus armas atómicas poniendo nervioso al vecindario.

Por si fuera poco existía el antecedente de países que consiguieron la bomba atómica contra el deseo de las grandes potencias, como Pakistán o India, y no tuvieron a la larga mayores sanciones o ninguna, como en el caso de Israel. El curso de acción era lógico para los líderes de Irán ante la pregunta ¿bomba o no bomba?

 "¿Qué pa....?"  Foto:  usdefensewatch.com/

«Bombas, bombas ¿Qué pasa?» Foto: usdefensewatch.com/

La República Islámica de Irán comenzó a acelerar su desarrollo nuclear, iniciado en los años 1950 con ayuda norteamericana, sobre todo desde 2005 con la llegada al poder del beligerante Mahmud Ahmadineyad. La posibilidad de un Irán armado con bombas nucleares en manos de un gobernante de palabras incendiarias (entre ellas amenazar con borrar a Israel del mapa),  activó las alarmas de Occidente. Los halcones en EEUU que buscaban a la “próxima víctima” donde mover el músculo militar norteamericano, apuntaban a Irán como próximo blanco. De igual manera Israel, libre ya de un enemigo en Irak, pasó a fomentar una campaña abierta para realizar un ataque preventivo.

Irak y Afganistán contaban con una fuerte presencia norteamericana, lo que dejaba a Irán en medio del sánguche si estallaba un conflicto militar. La situación de amenaza por una potencia que ocupaba los países en el este y el oeste, provocó un estado de paranoia belicista en ese país, preparándose para una invasión inminente y, según todos los indicios, la aceleración de sus planes para conseguir un arma nuclear como seguro de vida. Se multiplicaron en todo Irán las centrales nucleares con centrifugadoras que podían, con el grado adecuado de sofisticación, producir el uranio enriquecido o el plutonio necesario para fabricar una ojiva nuclear.

Dr. Ahmadinelove o como aprendí a amar la bomba Foto: GETTY

Dr. Ahmadinelove o ¿cómo aprendí a amar la bomba? Foto: GETTY

Pero el desastre costoso que significó Irak como experiencia de ocupación norteamericana inhibió una aproximación más belicista por parte de George W. Bush. La excusa en aquella ocasión fue la posesión de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Saddam Hussein, algo que probó ser una mentira desechable después de realizada la invasión. Esta artimaña cobró el precio de no poder usarla tan rápidamente contra Irán, a la sazón un país montañoso y con más población que el desértico y plano Irak, y por lo tanto una presa más difícil de vencer. Pero con la victoria de Barack Obama en 2008 y la promesa de terminar las guerras en Irak y Afganistán, llegaba a su fin el enfoque de invasiones preventivas.

"Esto fue divertido, te veo muy pronto" Imagen: huffingtonpost.com

«Esto fue divertido, te veo muy pronto» Imagen: huffingtonpost.com

Un camino lleno de asesinatos, virus y billeteras vacías

Buscar otro lenguaje con Irán distinto del de la amenaza bélica por parte de Barack Obama desubicó tanto a los halcones republicanos en EEUU como a los sectores gobernantes de Israel, que lo acusaron de ser concesivo e ingenuo. Merece mención especial la enemistad que ganó con el premier israelí Benjamin Netanyahu, quien en 2002 también empleó el argumento de las armas de destrucción masiva para apoyar el ataque a Irak, acto que 10 años después repitió en la ONU con la credibilidad mermada. Sus alarmantes predicciones sobre la inminencia de un Irán con armas atómicas en el 2013 nunca se cumplieron.

Se apagó la mechita peligrosa de "Bibi" Netanyahu  (foto via @CamiloDeza)

Se apagó la mechita peligrosa de «Bibi» Netanyahu (foto via @CamiloDeza)

Por otro lado, el gobierno de Teherán afirmaba con vehemencia que el programa de construcción de centrifugadoras y otras facilidades estaban destinadas únicamente a proporcionar energía nuclear pacífica para el país. Este argumento era poco creíble porque representaría una política insensata de soportar sanciones económicas durísimas a cambio de una fuente de energía alterna en un país que rebosa en petróleo y gas. La razón más evidente, no expuesta oficialmente por los iraníes, era el equilibrio de poder y la supervivencia de su Estado: Irán no solo tenía un enemigo poderosísimo y nuclear como los EEUU, sino otra potencia regional como Israel, armada a su vez con armas nucleares jamás declaradas , pero igual de ilegales internacionalmente como las buscadas por Irán.

Para evitar una nueva potencia atómica antes que desenfundar revólveres, esta vez se dejaron sin fondos las billeteras. Los bloqueos económicos contra Irán en 2006 por parte de la ONU se endurecieron ante cada negativa de este país para tratar el tema. Los activos de los bancos iraníes fueron congelados y su comercio de petróleo y gas fue reducido significativamente, golpeando a su economía cada vez con más fuerza. A la vez se desató una guerra electrónica subterránea que llegó a su punto máximo con Stuxnet, un sofisticado virus informático desarrollado militarmente. Fue empleado exitosamente en una operación secreta que inutilizó el sistema de centrales nucleares de Irán por meses. En el lado más siniestro y criminal de este duelo, diversos científicos nucleares iraníes fueron asesinados, al parecer por agentes del Mossad israelí, quizá la CIA, o ambos.

izq a der. Ali Mohamadi y  Mayid Shahriari (2010) Dariush Rezaineyad (2011) y Mostafa Ahmadi Roshan (2012)  image: hispantv.com

izq a der. Científicos asesinados: Mohamadi,  Shahriari (2010), Rezaineyad (2011) y Ahmadi Roshan (2012)  imagen: hispantv.com

Vientos de cambio: Irán le dice adiós a la bomba

La economía iraní comenzó a sentir los efectos del bloqueo, a la vez que a nivel geopolítico tenía que hacer frente al surgimiento del sangriento Estado Islámico en el oeste, la inestabilidad afgana en el este, y la histórica rivalidad con una intacta Arabia Saudí aliada de los EEUU en el sur, cruzando el Golfo Pérsico. Cuando Ahmadineyad terminó su período presidencial fue reemplazado por Hasán Rouhani, protagonista de las negociaciones nucleares con Occidente y la versión en reverso de su predecesor, cambiando la beligerancia y extremismo de éste por una oportuna dosis de conciliación y deseos de reforma. La distancia política entre uno y otro es mayor a la que separa a Donald Trump de Barack Obama. Rouhani fue elegido con la promesa de lograr una salida digna del embrollo nuclear para Irán, en medio del descontento popular y una inflación elevada.

 

Ahmadineyad y Rouhani ¿qué estará murmurando por lo bajo en la imagen? Foto: The Telegraph

Ahmadineyad y Rouhani, menudo giro en la política de Irán    Foto: The Telegraph

Por el lado norteamericano, Obama había apostado todas sus fichas a la salida negociada y ya no había marcha atrás porque los puentes de retirada estaban siendo quemados: Netanyahu realizó una intrusiva presentación en el Congreso de los EEUU para forzar la opción militar como parte de su campaña para ser reelegido en su país. Cualquier fracaso norteamericano en la negociación con Irán iba a representar una derrota personal del Presidente y una victoria para el belicoso Primer Ministro israelí.

Desde un punto de vista geopolítico, todo estaba a favor de un acuerdo: se necesitaba de un acercamiento con Irán para poder contener el sangriento remolino del Estado Islámico, no bombardearlo y crear más cenizas en una región necesitada de estados estables. Si esto no fuera suficiente, levantar las sanciones a Irán pondría otra vez su petróleo y gas en los estantes mundiales, abaratando estas fuentes de energía que son el principal ingreso de Rusia, viejo rival de los EEUU de regreso en el ring.  Por último, aliviar la rivalidad con Irán después de tres décadas supondría el inicio de una reconstrucción de las mutuamente beneficiosas relaciones entre la potencia mundial americana y la potencia regional persa. A largo plazo esta clase de aproximaciones dan frutos, como lo comprobó Nixon cuando se acercó a la China de Mao, un rival ideológico y a la vez un socio geopolítico, que fue un factor que contribuyó enormemente a debilitar y aislar a la entonces Unión Soviética.

"And now, for something completely different..." imagen: eugeneopera.files.wordpress.com

«And now, for something completely different…» imagen: eugeneopera.files.wordpress.com

El simultáneo interés de lograr un entendimiento entre los EEUU (la pieza más influyente del grupo 5+1) e Irán se tropezó con retrasos y trabas de los halcones en ambos países, pero finalmente se cosecharon frutos. El acuerdo en resumen, contempla principalmente:

  • La reducción del número de centrifugadoras de Irán, las máquinas capaces de enriquecer el material radioactivo para su uso nuclear, a una cuarta parte de su actual número.
  • El límite de enriquecimiento del uranio de Irán a solo 3,6%. Para usar uranio en una bomba nuclear el uranio tiene que estar enriquecido al 90%, y con 3,6% basta para un reactor nuclear pacífico como los que declaraba buscar Teherán.
  • El stock de uranio almacenado en Irán pasará de 10 mil kg. a un máximo de 300 kg.
  • La presencia de inspectores internacionales en Irán para verificar el cumplimiento del tratado
  • Aunque se mantienen antiguas sanciones por su financiación a Hezbollah y otras agrupaciones consideradas terroristas por los EEUU, se suspenden las sanciones económicas más duras a Irán, aquellas relacionadas a su programa nuclear y ejecutadas por los más importantes actores de la economía mundial.

 

Tras muchas dificultades y contra sus halcones ..via The Economist

Si el acuerdo no se aprueba en el Congreso, el Ejecutivo puede vetar el veto… via The Economist

¿Consecuencias?

El acuerdo logrado tiene condiciones que impiden a Irán fabricar una bomba nuclear, y que en caso sea incumplido, retrasa casi una década el poder lograrlo. Parte de la tensión en Medio Oriente disminuye sobre todo por la baja probabilidad que Israel lance uno de sus famosos ataques preventivos a Irán, muy lejos y peligroso de ejecutar sin apoyo norteamericano. Irán y los EEUU por su parte cambian la tendencia de enfrentamiento con un primer paso de reaproximación después de décadas.

El posible primer efecto de esto sería una mayor coordinación en los esfuerzos de cada lado por contener y apagar el incendio del islamismo extremista suní en la región. Se tiene que tomar en cuenta que el flujo más libre de petróleo y gas iraní no solo disminuirá los ingresos de Rusia (aunque tiene otros intereses en común con Irán) sino también de Arabia Saudí. Los saudíes han sido el aliado obligatorio de los EEUU en la región, quienes han tenido que hacerse de la vista gorda con su régimen autocrático y fundamentalista, así como con el doble juego del país árabe de usar sus riquezas para expandir la versión más intolerante del Islam en sus vecinos, lo que dio origen al Estado Islámico y antes a Al Qaeda. Con la oportunidad de enfriar las tensiones con Irán, este país a largo plazo puede representar una alternativa para unos EEUU que ahora hacen también las paces con Cuba y se sientan en la misma mesa con Vietnam para enfrentar problemas comunes. Irán, por su parte, se libera de una camisa de fuerza que le impedía desenvolverse como la potencia regional que es en Medio Oriente.

 

Arabia Saudí, un régimen más extremista y  de lejos más autoritario que Irán imagen: http://payvand.com/

Arabia Saudí, un régimen mucho más autoritario y extremista que Irán    Imagen: Yalibnan.com

tl;dr !!!

Después de una historia de amenazas con borrar países del mapa, y ser blanco de virus, asesinatos, sanciones económicas y amenazas de bombardeo, Irán es gobernado por los moderados y ya no fabricará bombas nucleares. Es un paso para disminuir con los EEUU, aunque sigue la rivalidad. La posibilidad de un ataque israelí en Irán se reduce al mínimo. Rusia y Arabia Saudpi pueden perder mucho con el acuerdo a corto y largo plazo respectivamente.

Andrés Paredes

Relaciones Internacionales y otros conteos regresivos
Secured By miniOrange