noticias , politica , sociedad , Tierra Uno Lunes, 2 mayo 2016

Escapando de Maduro ¡Corre Venezuela, corre!

Señalando el déficit (imagen: lagardeideas.com)

Señalando el déficit. Imagen: lagardeideas.com

¿Qué pasa cuando un país productor de petróleo atraviesa casi dos décadas de precios altos por barril de crudo pero coincide con un sistema autocrático y un modelo económico denominado “Socialismo del siglo XXI”?

Sucede una catástrofe llamada Venezuela

Hace décadas el país caribeño poseía uno de los más altos estándares de vida en Latinoamérica y era el destino de cientos de miles de migrantes. Los consecutivos gobiernos de Chávez y Maduro han dejado en su lugar un paisaje armado de calamidades. Sin agua en un país atravesado por caudalosos ríos. Sin energía donde los cimientos están hechos de petróleo. Sin  protección ante la delincuencia y los asesinatos vueltos comunes, allí donde el régimen se jactaba de conquistas sociales.

Sin la posibilidad de conseguir elementos esenciales para alimentarse o vivir que no esté mediado por horas de colas. Sin estabilidad económica. Sin equilibrio de poderes. Sin paz. Y, por ahora, sin futuro.

La situación venezolana es tan desesperada que logró fortalecer a la antes incoherente y tullida oposición al chavismo, uniéndola primero en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y  convirtiéndola desde el presente año en una aplastante mayoría dentro de la Asamblea Nacional, el poder Legislativo de Venezuela. A pesar que Nicolás Maduro ha hecho lo posible para mermar las facultades de este congreso opositor, no ha podido evitar que, desde la semana pasada, los legisladores del MUD inicien el camino al Referendo Revocatorio (RR).

(imagen rcnradio.com)

Imagen: rcnradio.com

Para que no dure Maduro

¿Cómo va el proceso de revocatoria?

  1. El RR es un proceso que se puede convocar desde la segunda mitad de un período presidencial, con el fin de acortar el mandato del Ejecutivo y convocar nuevas elecciones. Maduro gobierna Venezuela desde Abril de 2013, por lo tanto desde el presente 2016 queda abierta la posibilidad del RR. ¿Cómo se procede después?Una vez cumplidos los requisitos de tiempo, el RR tiene que ser aprobado por mayoría de la Asamblea Nacional. Esto sucedió apenas al día siguiente de cumplida la primera mitad del gobierno de Maduro, el pasado 20 de Abril.
  2. Con la aprobación del AN, comienza la recolección de casi 200 mil firmas necesarias para aprobar una recolección mayor. En dos días la oposición logró superar la cifra con más de un millón de firmas recolectadas. Inmediatamente Maduro anunció que sus organismos leales las revisarían “una a una”.
  3. El resto de los pasos están pendientes. Con las 200 mil firmas recolectadas se inicia otra recolección de firmas, la del 20% de los electores en Venezuela, lo que significaría lograr casi 4 millones de firmas.
  4. Con las firmas del 20% recolectadas, se convoca a las urnas para el RR. En el acto de sufragio tienen que asistir por lo menos el 25% del padrón electoral para que sea válido.
  5. En las urnas se debe lograr una cantidad de votos por la revocatoria igual o superior a la que eligió al gobernante en ejercicio. En el caso de Maduro, el objetivo representa un poco más de 7 millones y medio de votos.
  6. El paso más importante: si todo lo anterior no se lleva a cabo en el plazo de un año, es decir hasta Abril de 2017, incluso un éxito del RR no logrará nuevas elecciones, y únicamente Maduro tendría que ceder el poder al vicepresidente de su propio partido.
  7. Por lo tanto no es especular muy lejos que el juego del chavismo será desde estos días retrasar y poner todos los obstáculos posibles al RR. La mencionada revisión de firmas o la ya existente intromisión en las decisiones del Legislativo por el Tribunal Supremo, controlado por el oficialismo, quizá solo sean las puntas de lanza más visibles.
La situación en Venezuela está más que inflamable (imagen laguarimba.org)

La situación en Venezuela está más que inflamable. Imagen: laguarimba.org

El último tren seguro

El escenario plantea que este año 2016 será crucial para Venezuela. Si la revocatoria del partido oficialista y las nuevas elecciones no suceden en los siguientes meses, la olla de presión en que está convertida el país llanero puede hacer saltar la tapa por los aires. No mencionemos los saqueos, protestas callejeras y convulsión social por sacos de harina o botellas de aceite que ya se convirtieron en parte de la cotidianeidad.

Los síntomas de colapso incluyen semanas laborales recortadas por el gobierno a dos días, parálisis de los servicios básicos, y no contar con dinero para poder imprimir más dinero ¡cuando la inflación prevista es de 2200%! Otro síntoma es que el gobierno responda aumentando el salario mínimo con un extra equivalente al precio de un huevo.

El camino institucional para que los venezolanos pongan fin a la descomposición causada por el chavismo está trazado y es factible. Todos aquellos que deseamos el bien del país llanero, esperamos que los nuevos aires lleguen pronto y suavemente, antes que lleguen en forma de un devastador huracán.

Andrés Paredes

Relaciones Internacionales y otros conteos regresivos
Secured By miniOrange